Diferencias entre MB y Mb.

Anteriormente, en el #bricoKX ya os expliqué la manera de revisar vuestra velocidad de conexión a Internet. A continuación, voy a detallar algunas especificaciones para tener más claro los fundamentos básicos de la redes de informática para despejar más dudas al respecto. 
 
Megabytes y Megabits: La diferencia es fundamental
Básicamente, el motivo por el cual no podemos descargar a los 3, 4 o 10 Megas por segundo que nos prometen las operadoras (ISP) es que nosotros entendemos esta cifra como Megabytes (MB), mientras que la operadora lo ofrece como Megabits (Mb). Parece mentira que una simple letrita pueda ocasionar semejante malentendido, y sobre todo, que pueda ser utilizado con fines comerciales.
Para entender la diferencia fundamental entre Bit y Byte,  lo primero que tenemos que tener en cuenta para comprender por qué nuestra conexión no ofrece la velocidad que contratamos, es entender que sin ninguna duda, Megabyte’ (MB) y ‘Megabit’ (Mb) son dos medidas completamente distintas, lo que ofrecerá valores de transferencia realmente muy diferentes.
 
Para hacer un poco más clara esta cuestión, vamos a repasar un poco de informática básica.
 
Como sabemos, cada byte consta de 8 bits, un kilobyte está compuesto de 1024 bytes, y un megabyte contiene a su vez 1024 kilobytes.
Desde los inicios de la informática, los términos ‘bit’ y ‘byte’ han sido usados para la medición de transferencia de datos. En el caso de ‘bit’ se expresa como  bit/s, b/s o bps, siempre con la letra ‘b’ en minúsculas para evitar confusiones con ‘byte’, el cual se expresa como B/s.
Esto siempre ha sido motivo de confusión y es aprovechado comercialmente por las ISP para hacernos creer algo que no es cierto sin la necesidad de mentir. Si bien es cierto que la velocidad de transferencia se expresa generalmente en KB/s (kilobytes por segundo), la velocidad de nuestra conexión a Internet se mide en bits, y si cada byte contempla 8 bits, esta tiene un valor ocho veces más pequeño que el ‘Mega’ (MB) que nos brinda la operadora o ISP.
Si queremos saber con exactitud cuál es el valor real de nuestra conexión, tendremos que dividir la velocidad supuesta que nos entrega nuestra ISP por 8. Esto nos dará un valor aproximado, ya que también tendremos que tener en cuenta otros factores como el estado de las líneas,  las interferencias (atenuación por distancia) entre otros,  que juegan un papel en contra de la velocidad real.
 
Para facilitar los cálculos, expongo un gráfico bien entendible de cuál es la velocidad aproximada de descarga de nuestra línea tomando como base la velocidad que ofrecen las ISP.
 
 
Como saber cuál es la velocidad real de descarga de un archivo
 
Para obtener un valor aproximado del tiempo real de descarga, debemos realizar el siguiente cálculo: multiplicar el valor en Megabytes del archivo por 1000. En este ejemplo usaremos como referencia un archivo de 10 Mb.

10 x 1,000 = 10,000
Luego tendremos que dividir el resultado obtenido más arriba por la velocidad de descarga real que disponemos. Suponiendo que nuestro operador nos entrega 3 Mbps de conexión a Internet, y la velocidad real de descarga es de 384 KB/s, entonces:

10000/384= 26 (redondeando)
Ahora, para obtener el tiempo que le llevará al archivo descargarse en nuestro PC, el valor obtenido más arriba deberá ser dividido por 60, la cantidad de segundos que contiene un minuto.

26/60 = 0.43 minutos (Menos de un minuto)
Disculpad que vuelva a recordar que este es un valor de referencia, ya que como os he mencionado en reiteradas ocasiones, tenemos que tener en cuenta otros valores como el estado de las líneas, las condiciones de la red, atenuación, ruido, y por lo que obtendremos un menor rendimiento. Pero al margen de ello tampoco hay razón para alarmarse, cierto es que la comunicación es un derecho por ley al que debemos optar todos, pero hay que ser un poco razonables dependiente la situación geográfica, inversiones ajenas a las ISP en casos de infraestructuras, tampoco quiero meterme en terreno pantanoso porque terminaríamos en asuntos de política y no viene al caso.
 
Lo que vengo a decir es que no nos obsesionemos con el tema de las velocidades. Cierto es que es un poco frustrante cuando nos encontramos en el caso de que no recibimos una buena tasa de transferencia, sobre todo al ritmo que evolucionan las tecnologías y lo poco que avanzan algunas situaciones geográficas. No obstante, con paciencia y bien informados, siempre hay una solución razonable para todo, revisiones y reparaciones de la línea externa / interna, o bien, para casos extremos “sin solución” se puede tener en cuenta soluciones de conexión por satélite (actualmente HSPA, 3G o 4G).
 
Es cuestión de saber adaptar nuestras necesidades a nuestras posibilidades, o también para las personas que cambien su destino, adaptar nuestras posibilidades a nuestras necesidades. 
Anuncios

3 thoughts on “Diferencias entre MB y Mb.

  1. Anónimo dice:

    Lo que está claro es que siempre te venden una cosa y luego es otra bien distinta, los únicos que salen perdiendo son los clientes porque juegan con nuestras emociones!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s