Hilando redes.

Los medios de información han evolucionado con los años a un ritmo frenético con la tecnología.

Podemos destacar dos grandes medios de comunicación, el periodismo (que no voy a tocar ese tema, al menos por ahora) y el  ‘Social Media’ como se denomina en los últimos años y en lo que voy a centrarme por la influencia que ha tenido tecnológicamente.

Los ‘Social Media’ podría decirse que es el medio de información más potente que existe, incluso que el periodismo, la diferencia entre ambos es el nivel de objetividad. El periodismo es un medio de información más general que puede tratar una gran variedad de temas e información de nuestro entorno en forma de crónicas o artículos para todos los intereses o dependiendo el círculo de intereses de la publicación, mientras que los ‘Social Media’ se centran en basar la información de carácter personal o profesional sobre la experiencia de quién lo escribe o sobre terceras personas para transmitir conocimientos y/o darse a conocer. Lo que conocemos de toda la vida como ‘boca a boca’ hasta convertirse en lo que denominamos Marca Personal y que se ha potenciado desde que apareció Internet en la década de los 90 con la aparición del Weblog.

Un Weblog viene siendo una página web de carácter personal para publicar la información de nuestra marca personal basado en nuestros intereses. A raíz de ahí la tecnología a ído simplificándose cada vez más y más con tal de tener la información más accesible si cabe; desde la conectividad Ethernet a Inhalambrica, el uso de tablets y smartphones en lugar de PC’s, personalizando Weblogs en lugar de Webs, acceso de información ilimitada y directamente en redes sociales, etc.

Sin restarle importancia el asunto, sí que corre el riesgo de degradarse la información si no cuidamos la cantidad en la que expresamos la información, independiente pero también, si cabe, inmensamente proporcional a la calidad.

Es por eso que quiero hacer hincapié en la red social de microblogging por excelencia de los últimos tiempos, Twitter (Tuíter oficialmente aceptado en castellano). Esta red social se ha convertido en mucho más que una red social para lo que estábamos acostumbrados (publicar, compartir e intercambiar opiniones) se han unificado todas las aptitudes de las herramientas sociales en una, desde los Foros, Chats, Mensajerías, etc, en una herramienta única para interactuar como en la vida misma (aunque algunos siguen mantenimiento practicas inmorales bajo el prejuicio de Internet).

Partiendo de la base del funcionamiento de Tuíter, una vez entablados contactos (@) con sus respectivas conversaciones y temas, más conocidos como ‘Hastags’, (#). El siguiente nivel que ha creado tendencia son los hilos que se crean al mantener una conversación, sea entre una, dos o varias personas con los diferentes niveles que se puedan crear dependiendo a que usuario respondamos, pero siempre (y pese al desorden que pueda aparentar) “colgará” de un primer mensaje publicado, tuit o tweet, que será el principal como desencadenante de la conversación y todos los mensajes descendientes se denominarán como “hilo o hilos”.

Los “hilos” de una red social como Tuíter son muy útiles para seguir el debate de una conversación entre dos o varios usuarios. Pero a partir de determinadas costumbres de crear “hilos” con un solo usuario para mostrar información más extensa, de los 160 caracteres que permite la red social por mensaje, puede llegar a resultar desde aparentemente comodo o atractivo al principio hasta convertirse en una práctica tediosa en el momento que usuarios ajenos decidan responder, con toda su buena fe, cualquiera de los mensajes pertenecientes un mismo “hilo” derivando posiblemente en un caos de información perdida sin pies ni cabeza.

Por eso, para crear información extensa sobre el tema que sea, es completamente más recomendable utilizar un Weblog, una Web o algo similar donde plasmar la información y luego usar las redes sociales como vínculo para compartir dicha información.

 

Anuncios