Mi nombre completo es; ‘Carlos Rojo Mirete‘, nativo de Barcelona y Guadalajara (España) y residente del planeta Tierra. Nacionalidad: ‘Catarreño’ (60% Catalán, 40% Alcarreño). atiendo en cualquier idioma siempre que sea posible su traducción y mi conocimiento por el idioma en cuestión. Nacido un 22 de Junio de 1983 a media noche, y con un petardo bajo el brazo ya avecinaba que tendría más chispa que un mechero de mayor calibre. Alías: ‘The Kemix’.

Hace más de una década que empecé a navegar por Internet, por allá el año 2000, pero como la mayoría de internautas, no le dediqué mucho más tiempo que como entretenimiento o para buscar alguna clase de información concreta.

Personalmente, fui desarrollando mis capacidades informáticas “trasteando” el ordenador personal con el sistema Windows 3.1 y 3.11 para trabajo en grupo, aprendiendo a moverme con el tutorial de Windows y el Solitario, sin olvidarme de aprender a crear mis primeros cálculos con 1,2,3 para Lotus. Me considero un pionero de los montajes multimedia desde los inicios del siglo XXI, con el software Ulead y una tarjeta sintonizadora Matrox, capturaba imágenes y me pasaba horas editándolas para montar recuerdos para amigos y familiares.

Poco a poco fui encontrando mi vocación, formándome como técnico de redes y microinformática, para aportar mi granito a la sociedad. Decidí hacer una pausa en los estudios superiores para dedicarme plenamente a expandir mis conocimientos profesionalmente, aportando oficialmente mi granito a la sociedad en el mercado laboral, en el año 2002. Posteriormente, el año 2012,  decidí retomar los estudios de nuevo para avalar mis conocimientos con un documento universitario, y ya de paso, reforzar y refrescar dichos conocimientos.

 

A lo largo de esta (más de) última década, he formado mi experiencia profesional como técnico de sistemas, soporte y redes. Personalmente, también me he cultivado mental y espiritualmente aprendiendo de las experiencias profesionales y del trato personal con los clientes y las empresas que he trabajado y colaborado.

Lo que más me gusta de mi trabajo, además de que me gusta “trastear” todo lo relacionado con la electrónica, tecnología y aparatos, es el trato social con los clientes (llamémosle personas, que es lo que son). Me gusta intercambiar la riqueza de la diversidad cultural de opiniones, escuchar y atender con la mejor solución posible. A veces los resultados son positivos, otras veces negativos, y el balance medio de ambos, es lo que produce la satisfacción por sentirse útil aportando lo que sabe hacer uno en la vida.

“Y así, todos estamos conectados en el gran ciclo de la vida”.

 

Durante mi evolución como persona y profesional, virtualmente también sabía que tenía que buscarme un apodo que me identificara única y exclusivamente. No para destacar, sino, para diferenciarme del resto. Así fue como empecé a cultivar mi marca personal como ‘The Kemix’, haciendo honor a mi primer puesto laboral donde empecé como auxiliar de técnico, donde me enseñaron la base de todos mis conocimientos técnicos y, también, parte de personales por el gran equipo humano que tenía de compañeros. En realidad, en toda mi trayectoria laboral siempre he tenido la suerte de trabajar con grandes compañeros, con sus más y sus menos, de los cuales siempre he aprendido (y sigo aprendiendo) de lo bueno, incluso de lo negativo para superar las expectativas, así como transmitir lo mismo. Al menos, eso intento.

Centrarme en mi objetivo profesional me ha ayudado a enriquecerme personalmente, porque me ha aportado la seguridad y la confianza en mí mismo para ayudar a los demás con los conocimientos sobre la materia a la cual me dedico. Y esto es lo que me diferencia del resto, porque hace que me sienta completo, profesional y personalmente.

Con las nuevas tecnologías implementadas al orden del día, hay que abrirse camino día a día para no desactualizarse. Por eso, a pesar de que he tenido períodos de inactividad laboral a causa de las consecuencias laborales poco favorables de la economía del país, mi capacidad técnica en constante evolución pone en marcha el mecanismo para estar siempre ocupado con algún proyecto, aunque sea de manera temporal, ya que lo que cuenta en la vida es mantenerse ocupado para seguir evolucionando y, por supuesto, recoger los respectivos frutos.

“Los cambios temporales, con esfuerzo y constancia,
terminan convirtiéndose en permanentes”.

 

Y como fruto de mi experiencia laboral, he moldeado mi marca personal hasta convertirla en ‘serviKX 4.0‘ que es el reflejo de todo lo aprendido hasta ahora con mi propio procedimiento (y lo que me queda por aprender, individual y colectivamente).

Aunque secundariamente, ya que por el momento mi prioridad vital es seguir trabajando por cuenta ajena, expongo mis servicios profesionales a particulares y empresas, principalmente en la provincia de Guadalajara (España), y también de la Comunidad de Madrid. También prestando servicio remoto, y algún desplazamiento puntual a nivel nacional dentro de España, incluso a nivel mundial si se presenta la oportunidad. 

De esta manera sigo desarrollando mis conocimientos técnicos y cultura general, por activa y por pasiva, para abrirme de cara a largo plazo la promoción en el mercado oficial para trabajar de manera autónoma, pudiendo llegar a depender de mis propios beneficios,para dedicarme al 100% de mi marca personal.

Sin más dilación, me despido presentando mi pequeño espacio en la red con alguna que otra reflexión para transmitir y compartir experiencias. Y por otro lado, el plato fuerte, mi Web profesional más enfocada al servicio de las nuevas tecnologías pero cercana de cara al usuario, el ‘Blok de los bricoKX’, que espero sean de ayuda, compartiendo mis conocimientos, gracias a vuestras sugerencias también.

Estoy a vuestra disposición para cualquier consulta, sugerencia, incluso critica sobre mis servicios, podeís contactar a través de mis publicaciones en las redes sociales con la etiqueta correspondiente  #bricoKX.