Tubeless si, Tubeless no, esa es la cuestión

Cada vez es más asiduo llevar ruedas Tubeless para la práctica del MTB y de carretera, por diversos motivos, por el confort y la práctica a la hora de hacer frente a averías o pinchazos imprevistos,  en los cuales me reservo el derecho de entrar en polémicas por ser un tema más personal y diverso a gusto de cada uno.

tubeless

En resumen, para quienes no sepan o no conozcan este metido de preparar neumáticos se trata de llevar el neumático sin la cámara de aire tradicional, con el borde talonado a la llanta, por lo que se requieren llantas especialmente diseñadas para tubelizar con cola especial de sellado y que no hayan problemas de sellado en el cierre por posibles escapes. Las ruedas se hincharían de la misma manera, e incluso con la opción de usar líquido antipinchazos especial para sellar posibles perforaciones imprevistas.

Las ventaja principales que tienen los Tubeless es que aligeramos un poco de peso en la rueda al prescindir de las cámaras tradicionales, facilitando la tracción y la estabilidad, mayor comodidad y confort  al no perder tiempo en reparación de pinchazos tradicional y aislamiento de la perforación con el líquido de pinchazos. Se eliminan la posibilidad de pellizcos, tanto durante el montaje de la cámara tradicional, como en una rodadura con la presión baja. Ahorro en costes de cámaras de aire.

Evidentemente, también hay algunos inconvenientes que tiene tubelizar las ruedas, por ejemplo en el caso de alguna avería que se nos vacíe de aire completamente el neumático, hay que utilizar un compresor o botellín de CO2, por lo que es recomendable llevar una cámara convencional de seguridad en caso de que le hagamos una grieta al neumático.  Aunque hayamos aligerado peso reduciendo peso de la cámaras convencionales, las llantas para Tubeless son algo más pesadas por el borde donde se talona y para ganar la estabilidad que permiten, además son accesorios más costosos, mantenimiento preventivo más seguido de lo habitual, dificultad de inflar con una simple bomba de mano y un poco más de paciencia para montar las llantas y talonar.

Por lo que mi conclusión, personalmente, no me convence el sistema Tubeless. Encuentro demasiado costoso y poco práctico el minucioso mantenimiento que requiere. Quizá para ciertas competiciones en los que hay un box que te permite reducir el tiempo de mantenimiento es práctico, pero habitualmente para salidas o rutas de cicloturismo, especialmente con bikepacking, no es práctico tener que llevar más accesorios o herramientas de lo habitual. Además, para los bikers de la vieja escuela, sin menospreciar la mano de obra del Tubeless, es mucho más nostálgico y práctico las viejas costumbres del mantenimiento convencional con parches, cola adhesiva especial, percibir los pinchazos y montar/desmontar rueda.

Pero a fin de cuentas es algo que va a cuestión de gustos y costumbres. Vosotros que prefereís, rueda convencional o Tubeless? Cuentamelo en los comentarios y porqué. Muchas gracias y buena ruta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.