Desde los 17 años cometí el inmaduro error de ir buscando el amor de mi vida siguiendo las pautas sociales que nos inculca la sociedad materialista. Pero el paso del tiempo, y de la vida, me hizo tropezar mil veces por un largo camino porque carecía de la suficiente madurez para darme cuenta que el amor verdadero es el algo que no se puede buscar, sino que fluye por si solo.

 

 

Aún y así, no me arrepiento de experiencias pasadas, porque han sido las batallas que me han enseñado a estar preparado cuando tú llegaste, casi por casualidad, para enseñarme lo que es el amor recíproco de verdad. Me siento agradecido de haberte conocido, porque tu me has enseñado lo que es amar y compartir la vida juntos, a cuidarse mutuamente como una madre cuando proteje a su hijo. A pesar de las experiencias pasadas que nos han enseñado a estar preparados para el día que nos conocímos hasta que La Perca nos visite, siempre nos ha unido la leyenda del hilo rojo.

rerere

De todas las experiencias que he creido haber sentido la llama del amor, solo una me cautivo para entregarme y, cuando creí estar en lo más alto del sentimiento, destrozaron mi corazón del que nunca mas creí poder recuperarme. Hasta que 12 años más tarde, tú llegaste como el agua, apagaste mis hogueras y me hiciste de alegría, junto a tí la vida entera #TolRato. Fuiste, eres y serás, mucho más que un sentimiento en común de lo que creíamos, el motivo de mis palpitaciones, convirtiendote en el motivo de mis alegrias. solo una me cautivo para entregarme y, cuando creí estar en lo más alto del sentimiento, destrozaron mi corazón del que nunca mas creí poder recuperarme. Hasta que 12 años más tarde, tú llegaste como el agua, apagaste mis hogueras y me hiciste de alegría, junto a tí la vida entera #TolRato. Fuiste, eres y serás, mucho más que un sentimiento en común de lo que creíamos, el motivo de mis palpitaciones, convirtiendote en el motivo de mis alegrias.

En su momento no me atrevía a decirte cuanto te quería, porque te quería tanto que tenía miedo a que me rechazaras porque malinterpretaras mis sentimientos tan temprano. Preferí darnos un tiempo de irnos conociendo hasta que recibí las señales adecuadas por tu parte, y ya no pude aguantar más… vivir la vida entera como en el puente del Sena, ir juntos a ver a Estopa, donde quiera que eso sea compartiendo sentimientos fuera de nuestras fronteras te agarré y nunca mas te soltaré.

 

 

Quiero hoy decirte, Gemma, que al encontrarte mis venas se llenaron de ilusiones. Te quiero porque me haces feliz, tal y como eres con tus virtudes y defectos, te quiero aunque no siempre estemos bien, porque de eso se trata, de querernos cuando menos lo merezcamos porque será cuando más nos necesitemos.

Eres el amor de mi vida porque tú complementas mi paz interior, y no puedo estar más feliz y agradecido de al fin haberte encontrado, casi de casualidad, porque no esperaba encontrarlo ya, a mis 34 años, gracias mi niña de pelo largo y rubio.

 

Anuncios