Internet sería un mundo mucho mejor si todo el mundo repasasemos la ortografía y la gramática antes de publicar, así como lo debiéramos hacer con nuestro comportamiento antes de decir lo primero que pensamos.

Un punto o una coma puede cambiar el rumbo de la interpretación como lo puede cambiar nuestra actitud para afrontar cualquier consecuencia en caliente. Nunca se debería actuar en caliente después de una discusión o enervación, como no se deberían hacer promesas ante una excitación.

Anuncios