Busca las criticas y merece los halagos.

La pregunta que siempre me he hecho, ha sido; ¿Por qué las personas nos hemos hecho tan diferentes de pensamiento proviniendo del mismo origen?

Aquí es donde una vez más tiene que ver el poder de la mente, ese hecho natural para quienes tarde o temprano llegan a comprender, e insólito y ficticio para quienes tienen los pensamientos bloqueados por vibraciones negativas y no encuentran el camino de evolucionar hacía una vida prospera.

Todos derivamos de nuestra forma animal de los primates. A partir de ese momento empezamos a desarrollar el poder de la mente, conocido como pensamiento a través de la acción conocida como razón. La explicación racional que encuentro a que haya seres que en mayor o menor proporción tengan dificultades para desarrollar todo, o casi todo, el potencial de su mente, lo achaco a intereses personales que interfieren en la plenitud espiritual y el sentimiento por todo aquello que nos rodea.

Cada persona a partir del momento en que evolucionamos se crean las leyes del pensamiento, empezando por resolverse a sí mismo sus propias ideas, resoluciones, etc. Cuando se da el hecho de aparecer un  pensamiento negativo, aparecen esas vibraciones negativas que desembocan en la ambición egoísta de conseguir superar dicho obstáculo a cualquier precio, aunque tenga que poner en riesgo la moral del resto de personas en desacuerdo, como si no tuvieran rival ni escrúpulo alguno.

Es muy triste dada esta circunstancia, y ha sido una explicación desde el punto de vista espiritual y sentimental en que cada vez creo más en este aspecto como explicación a la vida y sus circunstancias, en evolucionar a través de una mente abierta, haciendo el esfuerzo si cabe de comprender las leyes de atracción del universo. Confiando el futuro de nuestro destino a nuestra suerte con esfuerzo y voluntad, aprovechando todas y cada una de las oportunidades que se nos ofrece de seguir evolucionando la supervivencia, y aprovechar la vida con las facultades mentales que disponemos para dicha evolución, para ampliar las aptitudes según vamos evolucionando.

De tal manera que podemos diferenciar dos tipos de personas evolucionadas racionalmente, conocidas también como emocionales o inteligentes, las emocionales serían aquellas que tienen la capacidad de evolucionar el pensamiento, e inteligentes aquellas que hacen el esfuerzo de supervivir pero no son capaces de comprender el universo porque se obsesionan con sus dificultades por ambición egoísta y personal, vamos, que no ven más allá de su ombligo. Y cuando aparecen discrepancias inteligentes que cuestionan los argumentos puros de la felicidad emocional, ocasiona sensaciones de envidia a causa de la obsesión inteligente por no ser capaz de lograr sus metas científicamente. Llegando a provocar insatisfacción y frustración.  Lo más triste es cuando dicha envidia provoca reacciones irracionales fuera de sí, dentro de lo que se supone que es una mente “evolucionada” aunque no esté en su pleno rendimiento óptimo.

Para que me entendáis mejor lo que vengo a decir es que, al menos una vez en la vida, todos nos hemos encontrado con alguna situación generada por conflictos sociales, en que nos encontramos en el ojo del huracán, por cualquier motivo aparentemente superficial o mal juzgado por mentes insatisfechas y frustradas consigo mismas. Mentes que solo encuentran el camino fácil de continuar criticando y quejándose del problema, echando la culpa al prójimo, sin darse cuenta conciente o inconcientemente, de que así lo único que logran es agravar más la situación, porque por más que parezcan salir a flote, tarde o temprano recaen en sus propios prejuicios y malentendidos contrarrestados por la vibraciones positivas de las emociones que si saben hacer un uso racional del poder mental y la ley del universo.  

Quiero dedicar este post a todas las mentes pensantes emocionales que saben que de verdad pueden llegar a superarse, especialmente a las que tienen el don y aún no lo saben, porque se puede conseguir todo lo que nos propongamos con pensamientos positivos y una buena actitud.

Y las mentes inteligentes que solo piensan en criticar, deberían demostrar más en silencio el poder que llevan dentro sin pretender llevar la razón aunque la tengan. Y si se equivocan, aprender emocionalmente a escuchar para afirmarse o rectificarse. Porque, dos o más cerebros piensan siempre mejor que uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.